La Filo es una cocinera inquieta, una mujer que dejó una de sus pasiones, la música para dedicarse de lleno a la cocina. Cambió partituras por recetas, composiciones musicales por gastronómicas.
Cuando decidió vivir entre fogones, una de las pocas cosas innegociables en su cocina sería el sabor. Filo tenía muy claras algunas cosas: por una parte respeto absoluto por el producto de temporada y por otra que sus clientes estuvieran como en casa.
Esta receta de sabor, producto y buen servicio le ha servido para lograr una simfonia de colores y sabores en sus platos y una sensación única en el paladar del cliente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *